Noticias

La lucha por proteger la medicina tradicional

Las parteras de Asoparupa que lo entregan todo para ayudar a llegar nuevas vidas

La tradición de la partería en el Pacífico es fuerte. Es un saber ancestral que contribuyen a la sabiduría africana e indígena y que es enriquecida con los elementos de la naturaleza: hojas tallos, bejucos y raíces; un legado que intenta permanecer vivo a pesar de las innovaciones que se han venido implementando.

Es que para Rosmilda llevar en su mente las palabras de Flor María Gamboa o “La Chola” al decirle que tiene el perfil perfecto para ser partera, marcaron su vida como ninguna otra. Ella se dedicaba a la modistería en cocer la imaginación y transformarla en arte de alta costura, pero fue el carisma y disciplina por ayudar a la comunidad qué esos básicos conocimientos de primeros auxilios la llevaron a participar en la capacitación de 20 parteras.

Noticia de interés: Hoy 25 de noviembre: ¿por qué se conmemora el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer?

En ese tiempo, el Hospital Regional de Buenaventura no contaba con abundante equipo especializado, por lo que, al ingresar, las enfermeras no resistían sus miradas de “bichos raros”. Desde entonces, Rosmilda tomó el control de su vida esforzándose aún más hasta el día 3 de mayo de 1991, cuando se registró la Asociación de Parteras Unidas del Pacífico (ASOPARUPA) con más de 250 parteras del Pacífico atendiendo entre 4.500 a 5.000 partos al año en la región.

La hija de Rosmilda, Lizeth Quiñones, heredó la misma simpatía dedicación y pasión para esta función, “la partera aporta identidad, cultura territorial simbolizando los diálogos ancestrales en relación con el autocuidado y el cuidado mutuo del cuerpo”, dice.

Además: Ahora las mujeres habitantes de calle en Ibagué cuentan con hogar de paso

Añade que es un compromiso moral ante Dios y la madre tierra que es, servir, por lo que este oficio no discrimina el color, la profesión, horario y oposición de manera que una persona que requiera de la ayuda puede llegar sin cita previa y se le brindará el cuidado necesario.

¿Cómo se trabaja?

Esta asociación involucra una gran variedad de plantas medicinales aromáticas y alimenticias por lo que decís está atendiendo un parto usas la nacedero para limitar el dolor y en el posparto la purga para explotar y a la misma vez reponer la energía de la madre. Encargadas también de atender casos de mal de ojo dolores musculares mioma Y tratar el cáncer.

Las parteras son las interlocutoras entre la comunidad y el equipo médico en el que buscan garantizar la vida y resistencia de los pueblos, esto ha llevado a conformar alianzas como la del Hospital San Raffaele atendiendo a más de 1.800.000 entre 1985 y 2019 víctimas afectadas por el conflicto armado

También: “Somos el blanco de la discriminación”: mujeres venezolanas

¿Cuál será el camino de las parteras en un futuro?

Rosmilda y Lizeth quieren transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones con la colaboración de otras mujeres de la región que planean realizar la segunda Cumbre mundial sobre Partería para el año 2021.

 En definitiva, invitan a las personas que aspiran a ocupar este oficio a regar las plantas; pidiéndoles permiso antes de cortarlas, rezarle a Dios, a la madre tierra y a San Ramón patrono de las parteras, para que les conceda más años de esta labor y dar por hecho que la partería nunca acabará mientras la cultura de un pueblo se mantenga firme.

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *