Opiniones

Rompamos estereotipos, reconozcámonos como auténticas heroínas

Las estigmatizaciones de debilidad hacia la mujer, nos hacen desde siempre pensar preguntas cómo: ¿qué significa “correr como una mujer”, “pelear como una mujer”, “llorar como una mujer” o “manejar como una mujer”? Estos estereotipos, siempre asociados a inferioridad, nos tienen rezagadas en muchos espacios. Nacemos libres de prejuicios, pero entre más socializamos, asimilamos nuestras culturas, no solo los valores positivos, sino también los negativos y en ese sentido, esa libertad que podría estar asociada a vivir nuestra identidad más allá del género, castra procesos de empoderamiento en la mayoría de las mujeres.

También podrá leer: Personajes míticos, disfrazados de mujer rural

Quienes estamos empoderadas, somos el reflejo total de la ruptura con estos estereotipos, nos concebimos como iguales sin importar el género, e inclusive, las condiciones físicas que podrían ser limitantes para muchas cosas, es así que parimos hijos, con una fuerza superior a la de los hombres, logramos hacer hasta 3 cosas, cocinamos y paralelamente atendemos los hijos y estamos pendientes de las cosas de la casa, las facturas, el mercado, el llanto del niño o niña y si señoras, no es tema de complejidades, es tema de reconocernos. Seremos tan poco presumidas, que en ocasiones no entendemos la dimensión y el alcance de todo lo que hacemos.

Mujeres auténticas, mujeres independientes, mujeres inspiradoras,  célebres y anónimas, todas somos auténticas heroínas que entendemos desde nuestras propias realidades, que somos responsables no solo de nuestra vida, de la cual tomamos nuestras riendas, sino la de todos los otros, quienes su papel fundamental es ayudarnos a potencializarnos y reivindicarnos con el hecho magnánimo de SER MUJER. 

Además: Ser mujer, no es cuestión de denotación

MI invitación de hoy, atrevámonos a transitar por la senda del empoderamiento, por la senda del autorreconocimiento, pero sobre todo por la senda del orgullo de ocupar en nuestras sociedades el lugar que nosotras mismas nos ganamos solo por el hecho de ser mujeres

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *