Otros Municipios

Constructor del proyecto Villa Eduardo responde sobre demoras en la entrega de viviendas en Ambalema

De acuerdo al representante, en el primer semestre de este año se haría entrega de 63 viviendas.

Luego de conocerse el inicio de una presunta indagación en contra de los exalcaldes del municipio de Ambalema, Hernán Bustos Abril (2013 – 2015) y Juan Carlos Chavarro (2016-2019), por parte de la Contraloría General de la República, por la presunta demora en la ejecución de construcción de 123 viviendas de interés social para el mismo número de familias que resultaron damnificadas por la ola invernal del 2010, el representante de la firma IMAL Construcciones, respondió que el proyecto no está siniestrado y explicó las razones por las que en 10 años no se lograron entregar.

De acuerdo a Iván Munera, debido a la falta de financiación del proyecto, se tuvo que suspender en dos oportunidades la ejecución de las obras, teniendo en cuenta que los recursos destinados no eran suficientes.

“El Ministerio de Vivienda financió el 100% del proyecto los cuales fueron viabilizados en el 2011 y se empezaron a ejecutar finalizando el 2014 la primera etapa, la cual llevó a la ejecución de 30 viviendas, posteriormente los proyectos se suspendieron por falta de financiación, puesto que los recursos iniciales aprobados no alcanzaban para terminarlos, entonces el ministerio adicionó unos recursos que no eran la totalidad de lo que se requería”, explicó

No obstante, tras varias mesas de diálogo entre las partes, se reiniciaron las obras a inicios del 2019 y en octubre del 2020, se llegó a acuerdos con el Ministerio de Vivienda, el supervisor de las obras, Fonade, por lo que se dio inició a la ejecución de la segunda etapa del proyecto.

“A comienzos del 2019 se reinician nuevamente, ya en octubre del 2020 con acuerdos que se hicieron con el Ministerio de Vivienda la compañía de seguros confianza y la supervisión que la está haciendo Fonade, comenzamos nuevamente la segunda etapa”, agregó.

Así las cosas, de acuerdo al cronograma que se proyecta la firma constructora, para el primer semestre de este 2021, se estaría haciendo entrega de 63 viviendas del proyecto Villa Eduardo.

“Se van a entregar 63 casas entre enero y febrero de este año, ya están siendo certificadas por Fonade que es la entidad que actualmente está haciendo la supervisión y el Ministerio de Vivienda al igual que también ha sido supervisada por la empresa aseguradora que es Confianza” puntualizó.

Finalmente, aclaró que las 60 viviendas que aún harían falta, ya se cuenta con los recursos que oscilan en los más de mil millones de pesos, los cuales serán entregados por el Ministerio de Vivienda y una parte de la Administración Municipal que aún no ha sido definido debdo a la pandemia.

“Ya el Ministerio hizo las diligencias necesarias y se reservaron unos recursos con el Ministerio de Hacienda con el fin de que se puedan terminar las 60 viviendas que quedarían pendientes de construir. El Ministerio tiene aproximadamente $1.200 millones más unos recursos que estaría destinando la Administración Municipal”, concluyó.

Entrevista-Rep Imal Construcciones

Por su parte, el exalcalde del municipio Juan Carlos Chavarro, respondió que el dinero que supuestamente se había perdido, no es así, puesto que el dinero siempre se manejó desde la fiducia donde se destinaban los recursos directamente a la empresa constructora.

Además, explicó que el municipio solo hacia parte de la junta directiva del proyecto, pero sin ningún tipo de participación o responsabilidad.

“El proyecto de vivienda ha sido un proceso fallido desde que inicio debido a todos los trámites que hicieron, un contrato de emergencia ocurrida en 2010 y como los hicieron rápido no tuvieron en cuenta el factor de liquidez del proyecto, entonces el constructor nunca tuvo liquidez suficiente para terminar las casas por lo que sigue en ejecución. Nosotros como alcaldía no teníamos ni ejecución ni mando en el proyecto”, indicó Chavarro.

El exmandatario también recalcó que los más afectados durante los 10 años que han pasado de la ejecución de las obras, han sido las familias quienes fueron retirados de sus lotes para pagar arriendos con la esperanza de tener vivienda propia y a la fecha aún no la han obtenido.

“La gente hace diez años con la necesidad pagando arriendo porque los hicieron sacar de sus lotes para poder construir las casas y la plata de las obras están en los bancos ganando rentabilidad y la gente con la necesidad”.

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *