Judicial, Noticias

Trata de personas, el delito que está en alza donde las mujeres son las principales ‘presas’

En los últimos 15 años esta actividad delictiva se ha triplicado. El 40% del total de las víctimas son niñas.

Reclutar personas a través de engaño, usando la fuerza o ejerciendo cualquier tipo de amenaza para explotarlos sexualmente, para que ejerza trabajos forzados, para venderlo como esclavo o para la extracción de órganos, es considerado como trata o tráfico de personas. Un delito que, para las Naciones Unidas, es una vulneración extrema a los derechos humanos.

Este flagelo, según el informe global sobre trata de personas elaborado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), se ha triplicado en los últimos 15 años, en el que las mujeres son las más afectadas.

Le puede interesar: Persiste la inequidad de género en Colombia

De los 195 países que hay en el mundo, solo 148 han reportado esta actividad delictiva en el que se documentaron más de 50 mil víctimas hasta 2018.

Los resultados de la investigación publicados este año, recopila datos de los perfiles de las víctimas, las rutas de tráfico y hasta el tipo de actividades que fuerzan a realizar.

Perfiles de las víctimas

Los más vulnerables que se convierten en ‘presas’ fáciles para estos criminales, son los migrantes, las personas sin trabajo y aquellas que vienen de familias disfuncionales. Situación que incrementó con la llegada de la covid-19.

“Millones de mujeres, niños y hombres en todo el mundo están sin trabajo, sin escolarizar y sin apoyo social en la continua crisis del COVID-19, lo que los deja en mayor riesgo de trata de personas. Necesitamos acciones específicas para evitar que los traficantes criminales se aprovechen de la pandemia para explotar a los vulnerables”, expresó en un comunicado la directora ejecutiva de UNODC, Ghada Waly.

El informe demuestra que las mujeres, especialmente las niñas, son las más apetecidas. Durante la última década y media, La proporción de mujeres adultas se redujo de más del 70% a menos del 50% en 2018, mientras que la proporción de niños ha aumentado, de alrededor del 10% a más del 30%. En el mismo período, la proporción de hombres adultos casi se ha duplicado, de alrededor del 10% al 20% en 2018.

Además: ¡Tenga cuidado! Usted podría estar siendo víctima de gaslighting

En general, el 5% de las víctimas fueron objeto de trata con fines de explotación sexual, el 38% fueron explotadas para trabajos forzados, el 6% sometidas a actividades delictivas forzadas, mientras que el 1% fue obligado a mendigar y en menor número a matrimonios forzados, extracción de órganos y otros fines.

Del total de las víctimas, se conoció que las mujeres que comprenden un 69% de todas las víctimas en 2018, sin embargo, también se ha detectado un aumento del 13% entre los hombres desde el 2018.

También: ¡Nos están matando! Van más de 70 feminicidios en Colombia en lo corrido del 2021

Asimismo, el informe detalla una tendencia creciente de víctimas de explotación sexual, del 58% en 2016 y 64% en 2018. La inmensa mayoría, el 96%, son mujeres y niñas.

Redes sociales: Blanco fácil

Con la llegada de estas nuevas plataformas digitales, los criminales al igual que cualquier comerciante, han sacado provecho de la vulnerabilidad que arrojan estos espacios cibernéticos.

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) reveló que, a nivel mundial, los traficantes han usado las redes sociales para reclutar y explotar a sus víctimas, usando estrategias como la ‘caza’ en el que se persigue activamente a la víctima y, la ‘pesca’, cuando los perpetradores publican anuncios de trabajo y esperan que las víctimas potenciales respondan.

Rutas de explotación

En América Latina se han detectado rutas de América del Sur a América Central, de América Central a América del Norte y del Caribe a América del Sur. La Organización también ha encontrado casos de víctimas llevadas desde Suramérica al Este de Asia, Europa, el Norte de África y Oriente Medio.

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *