Se conoce caso de anciana que robaba y asesinaba personas en EE.UU La anciana fue catalogada como una de las asesinas seriales más cautelosas de la historia y su caso aún es un ejemplo para la investigación policial.

Conmocionadas se encuentran miles de personas luego de que en la plataforma Netflix se diera a conocer por medio del documental “El peor inquilino del mundo” el caso de una anciana que suplantó, drogó y asesinó a varias personas y ocultó sus cuerpos en el patio de su casa.

En el primer capítulo del documental se muestra el caso de Dorothea Puente, una mujer mayor de 60 años que rentaba una posada para ancianos y discapacitados. Catalogada como asesina serial, por el homicidio de sus inquilinos, 8 fueron encontrados en el solar de su casa.

Historia

Al parecer, la mujer simulaba ser bondadosa y carismática con sus inquilinos, pero una vez que ganaba su confianza, los engañaba y dormía con somníferos para cobrar sus cheques del seguro social.

Además, una vez que lograba cobrar el dinero asfixiaba a las víctimas para posteriormente enterrar sus cuerpos en un jardín que tenía en la parte trasera de su vivienda.

Fue descubierta, por una empleada de servicios sociales que buscaba a un costarricense esquizofrénico que se hospedó en la casa de la acusada y nunca más se supo de su paradero.

Por medio de una visita de la policía a su domicilio, en búsqueda de Álvaro González el hombre reportado por la funcionaria, se logró descubrir el aberrante caso.

Ya qué, la tierra de su jardín estaba removida y uno de los inquilinos informó que la mujer abría un agujero en el cada vez que una persona dejaba el lugar, al revisar el terreno encontraron ocho cuerpos.

Vida delictiva

Aunque la mujer se dio a la fuga, su foto se difundió  en diferentes medios televisivos lo que ayudo a su arresto y vinculación al asesinato de 9 personas.

Dato: A pesar de las pruebas en su contra en el juicio la abuela seguía fingiendo no saber nada sobre los hechos.

Sin embargo, cámaras de seguridad en los lugares donde cobraba los cheques dieron confirmación de las suplantaciones de identidad. También algunos vecinos testificaron en su contra.

Poco a poco, la investigación dejó al descubierto el oscuro pasado de la bondadosa ancianita propietaria de la pensión “El Samaritano” y su método para cometer los delitos.

Pues se dio a conocer, que trabajó por muchos años como enfermera y cometió varios delitos que la llevaron en distintas ocasiones a la prisión.

Dato: La mujer estaba bajo libertad condicional y tenía prohibido interactuar con personas mayores cuando cometió los homicidios.

Condena

En suma, para 1993 fue encontrada culpable de tres muertes y se le condenó a una sentencia de tres cadenas perpetuas sin posibilidad de libertad condicional en la Central de Mujeres de California.

Una vez allí, concedió entrevistas y seguía afirmando ser inocente sosteniendo la versión de que los ancianos murieron de forma natural y no informaba las muertes por temor a represalias por violar su libertad condicional.

Finalmente, la asesina serial murió en la cárcel el 27 de marzo de 2011, a los 82 años.

Su vivienda es conocida como “La Casa de la Muerte” y está abierta al público como uno de los mayores atractivos turísticos de Sacramento.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *