¡Hacer sentir más bello lo que ya es!

Cada momento de nuestras vidas buscamos llenar algo que tal vez vemos que nos hace falta, en la mayoría de ocasiones ese ‘algo’ que no encontramos lo hallamos en reflejar un poco nuestra belleza interior.

Esta es la historia de una mujer que quiso reflejar esa belleza a la vista de todos, compartir un momento con sí misma te permite reencontrarte.

Ego Belleza, es uno de los muchos emprendimientos de este especial del podcast Historias de Vida de Mujeres que inspiran que ha cambiado la vida de muchos.

Aquí su historia.

Todo es mejor cuando se hace en familia

En este especial de Historias de vida de ¡Mujeres que inspiran! Quisimos traerles la historia de una familia que ha hecho realidad el sueño de toda abuela, que sus recetas traspasen generaciones. Esto se ha logrado gracias a la iniciativa de una de las más jóvenes de la familia, quien quiso compartir con más personas aquellas recetas que encantaban su paladar.

Karoll Lozano, una de las propietarias de las Delicias de Marula, nos contó esta gran aventura que han decidido vivir y que se ha convertido en el más grande orgullo de la abuela ‘Marula’.

Aquí su historia

“La vida se trata de no parar de luchar” Marcela Fernández

Si la vida realmente fuera como se muestra en los ‘cuentos de hadas’ todo sería más sencillo, pero todos sabemos que la realidad es completamente diferente.

Así lo describe Marcela Fernández, una joven profesional del derecho, esposa, madre y empresaria quien ha logrado tomar los tropiezos de su vida como verdaderas oportunidades y sacarles provecho. Logrando hoy en día consolidar una empresa y, formar un grupo de trabajo con mujeres emprendedoras que al igual que ella, buscan sacar a sus familias adelante a pesar de las dificultades que se presenten en su camino.

Aquí su historia.

Hay que trabajar fuerte para cumplir los sueños: Delcy Esperanza Isaza

Delcy Esperanza Isaza, es de esas mujeres luchadoras, trabajadoras y empoderadas que se ven en varios escenarios, lo que pocos saben es que ha forjado su vida desde muy joven, cuando vivía con sus adorados abuelos y fue gracias a ellos que se convirtió en la persona y mujer de hoy en día.

Es orgullosa de ser oriunda del corregimiento de Herrera municipio de Rioblanco, sur del Tolima, es la mayor de 8 hermanos, tres del mismo matrimonio y cinco más de sus padres con sus nuevas parejas. Se crio con sus abuelos, don José Reinaldo Isaza Q.E.P.D y la señora María Delfa Castillo. Junto a ellos supo y aprendió a trabajar incansablemente para cumplir sus sueños, vendía tamales, trabajó por varios años en las tiendas del municipio para ganar un poco de dinero y continuar con sus estudios.

Como muchas jóvenes, se enamoró, y fruto de ese amor de adolescente nació Jorge Alberto Hernández Isaza, su más preciado tesoro y su más grande orgullo. Tiempo después, Delcy cuenta que tuvo que afrontar la difícil tarea de ser madre soltera siendo muy joven, pero eso no fue impedimento para seguir luchando para sacar a su hijo adelante. Mientras trabajaba, estudiaba y fue así como logró graduarse como Administradora Agropecuaria en la universidad del Tolima.

Fue docente en una de las escuelitas de su municipio y fue ahí, donde empezó a liderar proyectos comunitarios en pro de la mujer rural y de los niños a quien les dictaba clase.

Delcy Isaza es el ejemplo perfecto que absolutamente todo es posible así se nazca en un hogar donde la economía no está a nuestro favor.

Aquí puede escuchar el primer capítulo del podcast Historias de Vida de ¡Mujeres que Inspiran! Donde la primera alcaldesa de Rioblanco, primera secretaria de la Mujer en el Tolima y actual candidata a la Cámara de Representantes, desnuda su vida, cuenta su historia y lo que ha hecho para lograr sus metas.

Podcast: Historias de Vida de ¡Mujeres que inspiran!

“Abusaron de mí, pero preferí guardar silencio”: víctima

El derecho a guardar silencio, es algo que muy pocas personas pueden entender cuando se trata de una violación. En la mayoría de ocasiones, la sociedad señala y revictimiza a la víctima que sufrió el flagelo, que, casi siempre, prefieren llevar la carga sola o solo antes de ser señalados.

Esta, es tan solo una de los miles de historias que quedan archivadas en las memorias de las víctimas y de sus victimarios, estos últimos que lamentablemente viven su vida como si nada hubiera pasado, pues, aunque se denunciara, hay poca probabilidad que sea cosa juzgada.

Así queda evidenciado en las estadísticas de la Fiscalía General de la Nación, seccional Tolima, donde tan solo en los últimos 5 años, (2016-2020) tratándose de abuso sexual en menores de edad, se recepcionaron 9.479 denuncias, de las cuales, apenas 709 fueron esclarecidas y tan solo 370 lograron condenar a los abusadores.

Es por esa misma razón que, Catalina, como llamaremos a la protagonista de esta historia y quien pidió reserva de su nombre real, no ha querido hacer pública una situación que marcó su vida y que hasta el momento no ha podido superar.

Eran cerca de las 8:00 de la noche, de un sábado del 2019, realmente no tiene muy clara la hora, cuando recibió la llamada de quien había sido hasta hace poco su jefe, cuenta que su ingenuidad le cobro muy caro el haber llegado hasta la casa de él. No eran amigos, no le tenia confianza, no le generaba buena ‘vibra’, sin embargo, a pesar que lo había dudado todo el día porque ya la había contactado antes, fue hasta la casa de ese personaje porque pensó que le podía ayudar, pues en la conversación le decía que se sentía muy mal, al llegar allí, pasó lo que no esperaba que pasara. Aunque dijo ‘NO’ muchas veces, él insistió, se sintió débil, vulnerable, sola, entró en shock y simplemente se quedo quieta.

Catalina, mientras relata su historia, no para de temblar, sus lágrimas y dolor es evidente, es la primera vez que le cuenta a alguien aquel impactante momento.  Es entendible, no es fácil recordar una escena que la cambió por completo.

Dice que por años ha estado guardando silencio, pues dice que de nada sirve denunciar, de hacerlo, no se siente con la suficiente fuerza de enfrentar a su familia y amigos quienes le reprochan el hecho de que haya cambiado tanto, ya no es la misma, ya no ríe, no sale con sus amigos, vive sola en un apartamento y se siente tranquila estar así.

No entrega detalles de la persona que abuso de ella, pues dice que ni siquiera quisiera pronunciar su nombre, aunque lo tenga que escuchar frecuentemente.

Es difícil imaginar la situación y la vida que lleva una persona que ha sido victima de abuso sexual, y aún más difícil cuando creen que si denuncian, nadie les creerá, que serán señaladas por la sociedad diciéndoles y juzgándolas que lo que les pasó, fue porque se lo buscaron, y, realmente no están tan alejadas de la realidad.

De acuerdo a una fuente de la Fiscalía, el proceso cuando se recibe una denuncia de violación es bastante tedioso, más aún cuando el hecho ocurrió años atrás, si una víctima que acaba de ser abusada sexualmente debe esperar horas para poderse quitar la suciedad que deja un hecho tan aberrante de su cuerpo, mientras la examinan, mientras le toman fotografías y mientras que tiene que revivir no una sino varias veces la historia de lo que les ocurrió, qué se puede esperar de una víctima que no denunció en el momento sino que guardó silencio por años.

Como se decía en un principio, el caso de Catalina es tan solo una de tantos, el miedo, la zozobra, la vergüenza así no sea culpa suya, impide que denuncien. A eso, se le suma lo débil que es la rama judicial para castigar este tipo de casos. Por ello, es que algunas buscan de manera anónima desahogarse en medios de comunicación, o a través de reses sociales haciendo visible una problemática que, por años, ha sido un arma de guerra silenciosa.

Esta es la respuesta de la Fiscalía sobre los abusos sexuales en menores de edad durante los últimos cinco años en el Tolima.

¡Soñar no cuesta nada, el límite no existe!

Hoy se hace un reconocimiento a todas aquellas mujeres que han entregado su vida por lograr visibilizar ese trabajo insaciable que día a día hacen. Por ello, la protagonista de esta historia, habla por primera vez cómo fue lograr cumplir sus sueños y lo que hace para retribuirle a la sociedad lo mucho que ha logrado.

Cuando se escucha el nombre de María del Carmen Muñoz, la mayoría de personas inmediatamente la relacionan como la actual secretaria de Hacienda del Tolima, pero son muy pocos los que conocen más allá del oficio que desempeña.

María del Carmen, llegó junto a su madre y abuelos cuando apenas tenía unos días de nacida, llegaron desde la ciudad de Bogotá y desde entonces, siempre su mamá fue quien trabajó para sacarla adelante.

Dice con orgullo que viene de un hogar humilde, resalta el trabajo del personal de servicios generales, pues fue con ese trabajo que su madre la apoyo cuando empezó su vida académica en el colegio Inem.

Siempre soñó trabajando como secretaria, ‘secretaria de oficina’ cuenta con mucha alegría como pasaba sus días jugando ocupando ese puesto, es hija única y se entretenía imaginándose llegar hasta allí. Y lo logró, meses después de graduarse del colegio, tuvo la oportunidad de iniciar su vida profesional siendo secretaria, así, mientras trabajaba, adelantó sus estudios universitarios.

Es una mujer sencilla, su alegría es contagiosa y con mucho cariño recuerda aquella época, enfatiza aquel viejo refrán ‘soñar no cuesta nada’ ¡no existe límite!, pues fue con muchos sueños y trabajo insaciable que poco a poco fue tachando de su lista aquellos sueños que de niña tenía.  

Habla con mucho amor de su esposo y sus dos hijos, su eje central, ama su trabajo y sobre todo vive enamorada de la vida y de Dios.

Sueña con sacar adelante su fundación dedicada a aportarle y devolverle a la vida y a la sociedad un poco de lo que ha podido obtener.

También es amante de los animales, los defiende a capa y espada como una animalista más, luchando por aquellos que no tienen voz.

María del Carmen Muñoz, es una protagonista y la demostración perfecta que los sueños sí se pueden cumplir, sin importar las condiciones económicas o sociales.  Para ella y para todas las mujeres del mundo conmemoramos el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER.

Por mas historias buenas que contar. No más tristes historias que no se quisieran reportar. #NiUnaMás

Aquí la entrevista completa:

¡Cerca de medio siglo luchando por los derechos de las mujeres!

Este es el Mes Internacional de la Mujer, una fecha en la que se conmemora la lucha por la igualdad y equidad de la mujer en la sociedad actual, buscando un empoderamiento femenino y el conocimiento de los derechos, en un mundo donde por tradición e historia se ha regido bajo los estándares masculinos, en el que tristemente aún el machismo ha generado un clima misógino y de abusos normalizados ante los ojos de la humanidad.

Ibagué y el Tolima no han sido ajenas a esta lucha, desde hace años colectivos de mujeres han venido trabajando en pro de ellas, quizá el más visible, sin desmeritar a los demás, es La Red de Mujeres, una organización que cuenta en sus filas con personas que han dedicado décadas de su vida para proteger a sus congéneres.

En 2011 la Red de Mujeres se consolidó de manera formal, y desde allí, en cabeza de Estella Gordillo, se ha buscado identificar a las víctimas de la violencia intrafamiliar, sexual, laboral y social que por su condición de género han sido blanco de estos ataques físicos, psicológicos y económicos.

No ha sido fácil, en especial por esa cultura machista que ha permeado tanto en la psiquis social que ha terminado con crear ideas tan arraigadas en hombres y mujeres en los cuales estas últimas están condicionadas a la figura masculina porque él es la figura de autoridad y proveedor de la economía del hogar. Es por esto que en muchas ocasiones las mujeres prefieren continuar en un ambiente de violencia antes que denunciar a su agresor.

También juega en contra de las agredidas el hecho que por la pandemia se ha dificultado aún más los procesos de denuncias, haciendo tortuoso un proceso que de por sí ya las expone a muchas críticas de aquellos que deberían protegerlas. 

Ante tales circunstancias adversas, la Red de Mujeres de Ibagué y el Tolima ha tratado de educar y concientizar a las mujeres del departamento en sus derechos, no obstante, viendo los resultados que estas capacitaciones han tenido, se ha decidido optar por una estrategia diferente donde no solamente se dirijan estas charlas a las mujeres sino también a los hombres, o mejor dicho, al núcleo de la relación, la pareja, en la cual se permita crear un proceso de aprendizaje sobre la sana convivencia y la resolución de conflictos mediante el dialogo.

Durante los últimos años, los colectivos de mujeres han logrado grandes triunfos, como lo explica Estella Gordillo, si bien la violencia contra la mujer sigue ahí si se ha logrado evidenciar un avance significativo en la disminución de casos. No obstante, dos de los mayores avances en el movimiento feminista del departamento se reflejan en la creación de la Secretaría de la Mujer, una dependencia de la Gobernación del Tolima encabezada hasta hoy por la exalcaldesa de Rioblanco Delcy Isaza, cuya colaboración y gestión en temas de género ha sido vital durante los últimos años, una gestión en la que la Red de Mujeres de Ibagué y el Tolima fungió de forma activa en pro de la creación de esta secretaría. Asimismo, recientemente se dio apertura a la Casa de la Mujer Empoderada, ubicada en la carrera Sexta con calle 31 de la ciudad de Ibagué, espacio donde se busca brindar atención y orientación a las mujeres víctimas.

Sumado a todo lo anteriormente mencionado, una de las metas en las que está enfocada últimamente la Red de Mujeres de Ibagué y el Tolima, es la de crear espacios de generación de empleo o proyectos productivos donde sean las mujeres las cabezas de estas iniciativas, consiguiendo así, un empoderamiento femenino desde lo económico, uno de los factores de opresión más comunes que utilizan los hombres maltratadores para oprimir a sus parejas.

Marco Gómez, la historia detrás de un periodista de antaño

Nació en el municipio de Alpujarra, sus estudios los realizó en el colegio Tolimense de Ibagué y debido a su excelente desempeño académico, se ganó una beca para culminar el bachillerato en el colegio Simón Bolívar en el municipio de Garzón, Huila.

Cuando regresó a Ibagué, tomó una de las decisiones más importantes de su vida, quedarse para vivir de la radio.

Marco Antonio Gómez Gómez, un hombre con una personalidad arrolladora, lleva ejerciendo el periodismo desde hace 50 años cuando piso por primera vez un medio de comunicación.

Su primer contacto con locutores o periodistas fue en la Voz del Tolima cuando llegó a trabajar como mensajero, meses después y debido a su gran empeño por aprender, termino siendo el master de la emisora y finalmente, tras años de laborar allí, se dio paso a Todelar Tolima, donde pudo trabajar como locutor y periodista.

Don Marco cuenta lo difícil que era informar, caminar largas horas o esperar a que salieran las llamadas en teléfonos de marcación por pulsos.

Las noticias que marcaron su vida

En noviembre de 1985, no olvida la toma del Palacio de Justicia y la tragedia de Armero.

La primera, (Palacio), relató cómo fue en el noticiero del mediodía, cuando logró hacer contacto con el magistrado Alfonso Reyes Echandía, presidente de la Corte Suprema de Justicia, justo en el momento de la toma, la transmisión duro cuatro horas continuas, mientras se escuchaba el clamor de Reyes para que los periodistas lograran hablar con el presidente de la época y así poder salvar sus vidas.

Un episodio que marco su existencia, dice que aún se sueña con los disparos y con las voces que quedaron grabadas en su memoria del grito de auxilio de los magistrados que fueron abatidos ese 6 de noviembre.

La tragedia de Armero, cientos de colegas de todo el país cubriendo las historias de vida que dejo la avalancha.

Y la tercera, fue la masacre de los pasajeros de un bus de Rápido Tolima donde el jefe de un frente de grupos alzados enarmas, asesinó a sangre fría a 14 personas dejándolas tendidas en la vía hacia el municipio de Venadillo.

Contar historias

Gómez hace un recuento del verdadero periodismo, aquel que no tiene colores políticos y que siempre está en busca de la verdad, algo que hoy en día, lamentablemente se ha perdido.

La facilidad de las redes sociales, la tecnología, ha hecho, según él, y no muy lejos de la verdad, que, la veracidad de la información que se publica sea fuertemente cuestionada, ya no se ven a los periodistas o muy pocas veces lo hacen, de vivir la noticia, de llegar hasta el lugar de los hechos y recoger varias fuentes que le den peso a la noticia que se esta dando. Dice que recuerda como el uso las cartillas que se usaban en ese entonces permitía recolectar la información y tener claro y precisó lo que se iba a decir. Hoy en día, para don Marco, la búsqueda de información se ha perdido poco a poco.

Sin embargo, vive orgulloso de su profesión, de cómo lucho y pudo trabajar en sus inicios con Jorge Varón, de haber sido maestro de jóvenes que hoy en día siguen en el medio en una carrera que nunca acabará.

Escuche la entrevista completa:

Marco Gómez

¡El poder de la disciplina y la constancia!

En un mundo de ingenieros en la que en su mayoría son hombres, las mujeres en los últimos años han venido abriéndose camino en el sector de la infraestructura.

Esta es la historia de vida de Olga Lucia Ramírez, una mujer fuera del común que ha luchado por sus sueños y ahora hace parte del gabinete del presidente de los colombianos, Iván Duque.

Es abogada, se graduó en el 2007, tiene apenas 35 años y ha realizado diferentes estudios como Magister en Derecho Administrativo, Especialista en Derecho de la Competencia de la Universidad Externado y LLM de la Maestría de Derecho del Aire y del Espacio de la Universidad de Leiden en los Países Bajos. Experta en temas aeronáuticos, aeroportuarios y de infraestructura.

Su experiencia laboral y los conocimientos adquiridos, le permitieron llegar a ser la actual viceministra de Infraestructura, trabajo que hace con el corazón y que le ha permitido recorrer el país entero.

Es una mujer carismática, sencilla, trabajadora y muy inteligente.

Más que contar cómo es el rol que desempeña desde el viceministerio, Ramírez abrió las puertas de su vida para relatar cómo con la disciplina y la constancia, ha logrado llegar y estar al mismo nivel en un sector principalmente liderado por hombres.

Cuenta que, aunque en un principio quiso ser médica, su hermana quien estudiaba derecho, la inspiró para profesionalizarse en la misma área, sin embargo, a pesar de ser abogada, relató que su estilo es muy diferente, no recuerda haber estado litigando, siempre ha estado vinculada en el sector de la infraestructura lo que la llevo a apasionarse por la ingeniería aeronáutica, permitiéndole ser parte de las obras del actual aeropuerto el Dorado y otros proyectos que han tenido gran relevancia para el país.

De manera muy humilde relata que empezó desde abajo, escalando poco a poco los cargos laborales en los trabajos en los que estuvo, ganándose con su desempeño la confianza de sus jefes al punto que, cuando decidió salir del país para seguir estudiando, sus líderes le ofrecieron una licencia con tal de garantizar su permanencia en la empresa.

Pero eso no fue suficiente, viajo hasta Europa para seguirse capacitando, allí se enteró que estaba embarazada y muy a pesar de las dificultades que su estado le presentaría, continuó adelante, tuvo a su bebé en Colombia, después de haber pasado todo el proceso de embarazo en un país donde estaba sin su familia.

Dice que hubo muchos momentos en los que las excusas se apoderaron de ella para ‘tirar la toalla’, sin embargo, el apoyo de su familia y su esposo le permitieron salir victoriosa de su embarazo y de graduarse como magister.

Su pequeño de 4 años y medio ha sido su inspiración. Su esposo Julio, su hermana y sus padres los más orgullosos de ver todo lo que ha alcanzado y el trabajo que ha hecho.

Esta es la charla con Olga Lucia Ramírez, Viceministra de Infraestructura de Colombia:

El orgullo de ser mujer

Un 12 de diciembre, día de la virgen de Guadalupe en México, y Santa Lucia en Colombia, nació desde lo más alto de la cordillera, en el municipio de Melgar, Elizabeth Rincón Betancourt. Ocupa el segundo lugar de seis hermanos, describe su experiencia de vivir en el campo a enfrentarse a vivir sus sueños por hacer lo que ella llama, “los propósitos de Dios”.

Elizabeth afirma que sus padres en su momento, tenían la intención de ponerle Guadalupe, en honor a la celebración de la Virgen, pero que finalmente, optaron por Elizabeth relacionando a la Reina Isabel II del Reino Unido, por lo que, desde un principio, decían y tenían la seguridad que había llegado al mundo a hacer algo grande.

Su crianza la resume desde lo más profundo de su corazón, en una palabra: “feliz”. Explica que se ha perdido hoy en día la felicidad, porque las familias se están acabando y eso es algo que da mucha tristeza, se siente muy feliz y orgullosa de ser hija de campesinos, allí, Elizabeth pudo conocer qué era jugar con muñecas, tener a su mamá cerca, regañándola a ella y sus hermanos, corrigiéndolos “dándonos palo”. Añade que su padre salía a recoger café, a hacer todas las labores del campo y recuerda su niñez cuando estudió parte de la primaria en la escuelita del pueblo, de la cual después del tiempo tuvo la oportunidad de ser profesora; en lo que finalmente pudo ser testigo de la comida en familia juntos, la unión, y finaliza con… “una verdadera familia; esas de las que hoy en día no hay”.

Luego de unos años, Elizabeth tomó rumbo hacia la ciudad, una nueva experiencia no tan agradable, al principio para una persona que tiene un estilo de vida más natural, responsable, fresco y estricto, en cuanto horarios y/o personas. Fue ahí cuando llegó a Fusagasugá a un internado, ya que su padre al tener muchos desafíos, temía que de pronto ella tomara malas decisiones en cuanto a relaciones amorosas.

Allí, culminó su bachillerato en el colegio La Presentación de dicha localidad hasta que su padre, tratando de ser equitativo con sus hijos, optó por decirle que era tiempo que ella continuara sus sueños por cuenta de propia, ya que él debía encargarse de la educación de sus hermanos.

Relata que fue una cosa terrible porque uno como ser humano inexperto se choca con la realidad. Sin embargo, su padre no la dejó a la deriva, no sin antes darle un nuevo empujón, patrocinándole los dos primeros semestres de contaduría pública y de ahí ella tomó rumbo a la capital. Eso es otro cambio que, según ella, fue complicado. De pasar a ser “una provinciana sin experiencia, salir de un internado para luego entrar a la Universidad”. Sin embargo, era su sueño, enfrentarse al mundo a un mundo duro de vivir… un mundo con millones de misterios.

Leer: Alcalde de Fresno sexto mandatario del Tolima en dar positivo para Covid-19

¿QUÉ FUE LO MÁS DURO DE SUPERAR?

El sueño de Elizabeth siempre fue llegar a ser profesional. Decía que tenía que superar la barrera del bachillerato, tener otra vida y construir esos sueños dando pasos como dice el dicho “a punta de prueba y error “y “he ahí las metas”.

Es egresada de la Universidad Libre de Colombia del programa de Contaduría Pública y especialista en gestión pública por la ESAP, trabajó con el sector financiero de dicho programa en Bogotá, en diferentes bancos, corporaciones financieras y demás, aun así, aclara que lo más duro de superar fue cuando llegó la crisis del año 1995, crisis en la que el sector financiero se volvió un caos total. Pudo presenciar múltiples bancos quedando en quiebra, dejando el país y para rematar, muchas personas quedando sin trabajo, incluyéndose. El sector Financiero paga muy bien, aun así cuenta que los afortunados que iban quedando tenían que acoplarse a las órdenes de más exigencia y menos sueldo para poder continuar trabajando.

Por otro lado, el ser independiente, la atemorizó en su momento ya que siempre fue empleada, por lo que el cambio fue bastante traumático. Lo que hizo esta mujer fue enfocarse en los tradicionales dichos de motivación, que dicen que “todos males son para bien” y así logró permitirse ella misma a ser independiente. Agrega que esa fue una de las razones por las que hoy en día está en un concejo, ya que cuando uno es empleado la persona le debe todo el tiempo a la empresa, disponen de las vacaciones de uno, disponen del tiempo casi familiar; es ahí cuando piensa que de haber seguido así probablemente se hubiera convertido en una alta ejecutiva o secretaria de algún presidente de banco.

SI TUVIERA LA OPORTUNIDAD DE VOLVER AL CAMPO, ¿LO HARÍA?

Contesta con seguridad, SÍ, acompañada de un “bajo otros proyectos”. Resalta que no le gusta el trabajo del Campesino, explicando que este no tiene garantías, ayudas, recursos y subsidios que no llenan a sus necesidades, en pocas palabras …” olvidado por el gobierno central”. Expresa su total inconformidad y sobre todo tristeza lo que surgió del tema de la papa, en el que no comprende cómo la gente se quiebra en un cultivo y tengan que feriarla en 10.000 -20,000. Invita a los colombianos a ponerle más cuidado a las personas del campo, a que el gobierno cree estímulos y ayudas para que este le salga más económico producir, ya que usualmente se evidencias casos en los que el que termina ganando más dinero es el intermediario.

Destaca una de las labores que hacen en Melgar con la iniciativa “Melgar compra Melgar” donde se realizan ferias en el parque central reuniendo a los cultivadores para que traigan sus productos directamente del campo, por lo que a ellos les sale mucho más económico y a la vez es una manera de estimular para que el campesino pueda venderle a los ciudadanos. Es dueña del restaurante Sabor gourmet de opción vegetariana en el que recibe personas que se preocupan mucho por cuidar su alimentación, Asimismo cuidar a los animales, son más responsables en cuidar su salud en la que prima más el componente y la manera cómo se cocina.

Leer más: EL PAPEL DE LAS MUJERES EN LA SOCIEDAD TRANSFORMA LO QUE SOMOS.

¿POR QUÉ LE INTERESÓ LLEGAR A LA POLÍTICA?

A través de los años, Elizabeth se permitió independizarse trabajan con el sector financiero, a lo que llevo en convertirse en empresaria, sacando así a sus hijos adelante, cuando regresó a Melgar  pudo darse cuenta de algunas cosas que no le parecían, era ahí cuando pensó “que si algo en lo que no está de acuerdo, se tiene que ir un poquito más allá para ver qué es lo que pasa”, fue cuando una mamá de colegio donde estudiaba su hijo se le acercó y le dijo que veía en ella muchas cualidades y aprovechando la ley de la lista de los consejos necesitaban mujeres le preguntó que, ¿por qué no, se postulaba?, a lo que aceptó postulándose en el 2012.

Fue su primera experiencia y contacto con ese mundo, ya que antes era muy dedicada a lo de ella; consideraba que, si era buena ciudadana, pagaba sus impuestos al día, educaba a sus hijos para que no sea ningún problema para la sociedad, ya le estaba aportando al país; a lo que hizo que cambiará su perspectiva en el momento que se dijo que “si Dios tiene y me dio esas habilidades para yo poder generar un cambio lo haré realidad”.

Finalmente en el 2016 pudo llegar a esa curul y empezó su rol, gracias a su buen desempeño, fue reelegida en el 2019, acarreando muchas más responsabilidades. Agradece mucho a Dios en llevar las cosas con humildad sin ningún tipo de intención de humillar a las personas por su posición, porque tiene muy en cuenta que las personas confiaron en ella y Dios le dio permiso en tener una responsabilidad, como también enfrentarse a grandes desafíos de hacer control político.

Cuenta que para la segunda vez como concejal, su función era contribuir con la mejoría de la sociedad, por lo que se proyectó a tres desafíos: El 1 de Agosto gracias a su iniciativa y la orientación de la Doctora Adriana Matiz se creó en el concejo municipal La Comisión Legal para la Equidad de la Mujer, un regalo que les hicieron las mujeres del Congreso, para que esa figura No solamente fuera a nivel Nacional, sino que también se implementara tanto en las asambleas departamentales como los concejos de los municipios. Agrega que los 12 honorables concejales aprobaron el proyecto el cual toca empezar a desarrollar.

La segunda es La Casa para la Mujer, donde el Gobernador en colaboración con el alcalde se comprometieron a darla por hecho. Afirma que ya se tiene el lote como tal y que sólo resta que sea entregado a la gobernación para construirla. Es una necesidad de orientación para el Tolima en el que Melgar podría funcionar como distrito para los municipios.

Indica que esto lo hace porque la mujer hay que empoderarse, porque anhela ver más concejalas. Recuerda con orgullo cada presentación a la que asiste cuando inician su diálogo con: Buenos Días honorables concejales, a lo que ella se levanta de su asiento y corrige amablemente: ¡por favor! no me empaquete con los 12 concejales, y se hace nombrar, ¡Buenos días! concejales y concejala. De esta manera defiende los espacios hacia las mujeres, su identidad con un fin de convertirlo en un ejercicio dinámico y de buena experiencia 

¿QUIÉN FUE SU MOTIVO DE INSPIRACIÓN PARA LLEGAR HACIA LA POLÍTICA? 

Su padre Luis Alberto Rincón, fue una persona muy reconocida en la vereda, ya que lo querían mucho por su solidaridad al momento de atender las necesidades de la gente. Recuerda que él era el único que tenía una camioneta y si alguien del pueblo ya sea una mujer que iba a dar a luz, que tenía un accidente, hacer algún mandado o que debía acudir al médico su padre siempre estaba listo para servir, pues en esa época el campo no era tan moderno como lo es ahora. Hoy en día funciona la petrolera.

Para Elizabeth llevar un recuerdo de su padre en su corazón la ha llevado en valorar mucho más las cosas porque él siempre fue presidente de la junta de acción comunal de Arabia y cuando ella estaba niña lo acompañaba a las reuniones, mantenía detrás de él y le gustaba como lidiaba con los problemas de la comunidad, como gestionaba todos los llamados hacia una necesidad del pueblo.

LA SABIDURÍA ES LA MÍSTICA QUE ENCAJA CON LA FILOSOFÍA DE LAS MUJERES EMPODERADAS CÓMO COMPLEMEMTARIA LA FRASE DE DALAI LAMA: “LA FELICIDAD NO ES ALGO QUE VENGA PREFABRICADO, VIENE DE TUS PROPIAS ACCIONES”

Lo complementaría diciendo que La Felicidad es una Decisión. Yo decido si quiero ser feliz o no, yo decido si quiero amargarme la vida a veces por pequeñeces y se pasa la vida y se deja de disfrutar las cosas bellas y momentos maravillosos uno se la está complicando, sin cifrar la felicidad en otra persona.