Visones sacrificados en Dinamarca salen a la superficie

Los cuerpos de los visones que Dinamarca decidió sacrificar por tener una nueva mutación del actual coronavirus que es trasmisible a los humanos, están saliendo a la superficie después de ser enterrados, están resurgiendo por los efectos de los gases de descomposición.

Este fenómeno se produjo en un terreno militar cerca de la ciudad danesa de Holstebro, en una de las fosas improvisadas donde se enterraron los animales, según unas imágenes trasmitidas por la televisión pública DR. Los cadáveres de los visones, que ahora salen a la superficie bajo la presión acumulada de los gases de descomposición, están recubiertos sólo por una fina capa de cal y una de tierra muy arenosa que habría facilitado el fenómeno según la policía local.

Leer: Flor de nochebuena podría intoxicar a sus mascotas

El ministerio de Medioambiente y de Agricultura afirmo en un comunicado que la reaparición de los cadáveres es “un problema temporal ligado al proceso de descomposición de los animales”, y que los visones están enterrados a un metro y medio, en algunos casos, a dos metros. Una versión que contradice la televisión pública DR, la cual afirma que sólo estaban enterrados a un metro de profundidad en este campo.

El actuar del Gobierno ha recibido críticas entre instituciones y ciudadanos daneses. Una de ellas, la de Leif Brogger, un consejero municipal de Holstebro que ha lamentado que “el Estado juega con nuestra naturaleza y la utiliza como un vertedero”.

Leer más: La vitamina D y sus resultados positivos contra el Covid-19

En redes sociales, además, numerosas fotos y vídeos compartidos han dado de que hablar, con cientos de comentarios. Un internauta en Twitter calificó el 2020 como el “año de los visones mutantes zombis asesinos”.